Una de las enfermedades gastrointestinales inflamatorias más graves, es la colitis ulcerosa que provoca una inflamación duradera y úlceras en el tubo digestivo, la cual si no se trata a tiempo puede aumentar los riesgos de cáncer de colón.

La colitis ulcerosa afecta el revestimiento más profundo del intestino grueso y del recto. Por lo general, los síntomas no aparecen repentinamente, sino que lo hacen con el paso del tiempo.

La colitis ulcerosa puede ser debilitante y, algunas veces, provocar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida. A pesar de que no se conoce la cura, el tratamiento puede reducir en gran medida los signos y síntomas de la enfermedad e, incluso, provocar una remisión de largo plazo.

Los síntomas de esta enfermedad podrán variar según la inflamación y la gravedad, pero los principales indicios son diarrea, que suele tener sangre o pus, así como también, dolor y cólicos abdominales.

De la misma manera, pueden padecer de dolor en el recto, con sangrado rectal, necesidad urgente de defecar, y la incapacidad para ir al baño a pesar de la urgencia.

Cuándo se debe acudir al médico:

Las personas que observen sangre en las heces, diarrea persistente, dolor abdominal y fiebre sin causa aparente de infección deberán acudir inmediatamente a un especialista, para realizar un chequeo y diagnosticar la enfermedad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 2 =