El reflujo gástrico es consecuencia del cierre del esfínter esofágico inferior que obstaculiza el paso del estómago al esófago y permite que el contenido ácido del estómago ascienda hasta el esófago y la boca, provocando síntomas como comúnmente conocido ardores, inflamación en el esófago y dolor retroesternal  ( en la mitad del pecho por dentro).

Este proceso antinatural irrita y daña las paredes del esófago ya que la comida que viene del estómago está mezclada con jugos gástricos altamente ácidos que queman las mucosas del esófago.

¿Qué factores lo provocan?

  • Comidas saturadas.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • Comer alimentos ácidos de forma excesiva.
  • Uso de ropa muy ajustada
  • Acostarse inmediatamente después de comer

Es importante que para evitar sufrir de relujo gástrico, sigas las siguientes indicaciones:

  1. Perder peso.
  2. Limitar el consumo de alcohol y cafeína.
  3. Mantener el estrés bajo control.
  4. Dejar de fumar.
  5. Cenar 2 o 3 horas antes de dormir.
  6. Vestir ropas que no aprieten.

Para tratar el reflujo hay ciertas medidas posturales que pueden ser útiles, como elevar la cabecera de la cama entre 10 y 15 centímetros, esto ayudará a mejorar el problema.

Recuerda que si el problema persiste, lo más recomendable es asistir al médico para cumplir otros tratamientos que ayuden a mejorar el problema.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + trece =