Una de las enfermedades más doloras que puede pasar una persona, es una fisura anal, el cual es un pequeño desgarro en el tejido delgado y húmedo que recubre el ano.

Esta patología puede producirse al evacuar heces grandes y duras. Las fisuras anales suelen provocar dolores y sangrado durante la evacuación intestinal. También podrías sentir espasmos en el anillo de músculo que está en el extremo del ano.

Las fisuras anales son muy frecuentes en los bebés, aunque también pueden afectar a personas de cualquier edad. La mayoría de las fisuras anales mejoran con tratamientos simples, como consumir más fibra o hacerse baños de asiento. Algunas personas con fisura anal podrían necesitar medicamentos o, en ocasiones, cirugía.

Algunos de los síntomas es dolor intenso durante y después de las evacuaciones, sangrado de color rojo brillante en las heces o en el papel higiénico después de una evacuación intestinal.

De la misma manera, pueden presentar una lesión en la piel que rodea el ano y picazón o irritación alrededor.

En este sentido, consultar al doctor si se siente dolor al evacuar o si notas sangre en las heces o el papel higiénico después de una evacuación intestinal.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + veinte =