Una de las enfermedades más comunes en las personas es el reflujo gastroesofágico, el cual se origina por diversos factores, especialmente por una mala alimentación o por el estrés.

Esta patología ocurre cuando el ácido estomacal se suele volver al conducto que conecta la boca con el esófago. Este flujo en sentido contrario puede ocasionar irritación en el revestimiento del esófago.

Existen varios tipos de reflujo gastroesofágico, el cual puede ser un reflujo ácido leve, que ocurre al menos dos veces por semana, o un reflujo ácido moderado a grave, que ocurre al menos una vez por semana.

Entre los síntomas más frecuentes está una sensación de ardor en el estómago, el cual se produce generalmente después de comer, que podría empeorar por la noche. Además, los pacientes padecen de dolor en el pecho, dificultad para tragar, regurgitación de alimentos o líquidos agrios, sensación de tener un nudo en la garganta.

De la misma manera, el reflujo ácido se puede originar en horas de la noche causando, tos crónica, laringitis, alteración del sueño, así como también, pueden tener ataques de asmas.

Cuándo consultar al médico

La mayoría de las personas que padecen reflujo gastroesofágico, no acuden a los especialistas, y toman medicamentos a la venta libre, no obstante se debe acudir a un especialista cuando presente los siguientes casos:

Si presentas síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico graves o frecuentes.

Si tomas medicamentos de venta libre para el ardor de estómago más de dos veces por semana.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − diez =